El Boxer, sinónimo de nobleza, inteligencia y fidelidad a su amo, es una raza relativamente joven. Es en 1895, en una exposición celebrada en Múnich, cuando se pudo contemplar al primer ejemplar de la raza semejante a como lo conocemos en la actualidad. Este perro, cuyo nombre «Muhlbaurs Flocki» ha pasado a la historia, nació debido a la vocación de modernidad y funcionalidad característica de la Alemania de la época.

Los criadores de ese país europeo perseguían fundamentalmente dos cosas: por un lado, crear una raza unificada para toda la nación en contraposición con las tendencias regionalistas de la cría en países como España o Francia, por otro, responder a las demandas reales de la sociedad.

Si nos remontamos más lejos en la historia, encontramos varias razas que han contribuido genéticamente a configurar el Boxer. Ya en el siglo XVI, en Francia, aparecen retratados unos perros muy parecidos a él llamados Bouledogue du Midi. Sin embargo, el paso definitivo es el cruce del Brabante variedad del Bullenbeisser y el Bulldog, que dio lugar a un Boxer primitivo que fue mejorándose progresivamente con el tiempo.

El 17 de enero de 1896 se funda el Klub Sitz München, primer club de la raza. Éste se une en 1904 a un nuevo club, momento en que se crea la Boxer Blatter, primera revista especializada en el Boxer, y el primer estándar de la raza (Stammbuch). Al principio se planteó la discusión acerca de cómo debían ser los ejemplares de Boxer, si debían mantenerse en la línea de sus antecesores o diferenciarse y evolucionar individualmente. La decisión final se inclinó hacia esta segunda opción, para apostar por la armonía y elegancia de perros bien proporcionados y de tamaño mediano, a diferencia del Bulldog y del Bullenbeisser.

La raza fue extendiéndose por Europa durante la década de 1920-1930; en Estados Unidos, en cambio, no fue reconocida oficialmente por el American Kennel Club hasta 1938.

Aunque las características del Boxer hayan variado poco en lo básico durante los últimos cien años, sí han conocido una evolución en el tiempo. Curiosamente, en un principio, la mayoría de los ejemplares que se presentaban en las exposiciones eran blancos, a diferencia de lo que ocurre hoy día, debido a que este color no está admitido por el estándar desde hace décadas. En cuanto a su función, ha pasado de ser un perro de guerra, utilizado durante la II Guerra Mundial, a ser un perro más versátil, que puede servir de protección o simplemente de compañía.


Criadero de Boxers "Boxer del Rocho" - Av. de la Cruz Roja Española, 20 C.P. 16002 ( CUENCA ) Tlf 699 860 169 :: boxerdelrocho@hotmail.com
Diseño y programación Web GyA Studio